El país de Dios. O un cielo en la tierra. Lugar lleno de montañas, vegetación y arroyos, Oh Kerala! Dios te creó con el máximo cuidado